La actividad vitivinícola de calidad queda garantiza por I.G.P. del Bajo Aragón. El principal objetivo de I.G.P. del Bajo Aragón es prestigiar, mediante exigentes controles de calidad, las pequeñas producciones de la comarca para permitirles competir con las producciones industriales, cuyos planteamientos priman cantidad y publicidad sobre bondad. Por ello, los vinos de los asociados se elaboran con variedades autóctonas, como son Garnacha, Cariñena y Tempranillo para los vinos tintos y Macabeo para los vinos blancos. En la actualidad, se han introducido algunas cepas de prestigio, como Syrah, Cabernet Sauvignon y Merlot, a fin de suavizar y enriquecer la personalidad de nuestros vinos y adecuarlos a las exigencias de los más selectos mercados internacionales.

Bajo Aragon